¿TIENES A LOS MEJORES EMPLEADOS PARA TU EMPRESA? LA DIFICULTAD DE CAPTAR TALENTO EN UNA STARTUP.

¿TIENES A LOS MEJORES EMPLEADOS PARA TU EMPRESA?

Captar y retener profesionales con talento siempre ha sido (o debería ser) la mayor preocupación de la Dirección de una empresa. Sin un talento humano de calidad es imposible que una organización crezca y sea competitiva por lo tanto podemos afirmar que las decisiones sobre el talento humano que toma una organización determinan en gran medida su éxito.

¿Qué es el talento humano?

El “talento humano” es la capacidad intelectual y aptitud que una persona tiene para aprender con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad con una actitud positiva y favorable para lograr los objetivos de una organización.

¿Todos necesitamos el mismo talento?

Pues no.

De hecho, no por tener unos determinados conocimientos técnicos todos los perfiles van a encajar bien en una organización ya que cada empresa necesita un tipo de talento diferente y hay profesionales que se desarrollan mejor en unas organizaciones que en otras, en función de diversas variables como pueden ser los objetivos, capacidades o el encaje con la cultura empresarial, entre otras.

¿Y qué podemos hacer los responsables de confeccionar equipos?

En muchas ocasiones, especialmente al inicio de nuestros proyectes, equivocarnos.

 

¿Alguna vez has realizado un proceso de selección y la persona seleccionada ha resultado no ser la adecuada?

¿Alguna vez has pensado que los valores de un empleado no están en línea con la filosofía de tu empresa?

¿Alguna vez has elegido la mejor de las peores opciones por la necesidad de cubrir un puesto de manera urgente?

 

Pues la solución a todas estas preguntas, y a otras igual de relevantes, se basan en un correcto análisis y descripción de los puestos de trabajo (ADP). El objetivo de un Análisis y Descripción de Puestos de Trabajo no es otro que el de definir de una manera clara y sencilla las tareas que se van a realizar en un determinado puesto y los diversos factores que son necesarios para llevarlas a cabo con éxito ya que una buena parte del éxito del empleado en el desempeño de su trabajo viene dada por su grado de adaptación a las funciones del puesto, pero también al entorno.

En base a un correcto ADP podemos evaluar las capacidades de los profesionales para detectar su potencial y sus habilidades más excepcionales y seleccionar a aquellos más alineados con nuestra organización.

 

Retener el talento. El siguiente paso.

Igual de importante que captar el talento es conseguir retenerlo y esto sólo se consigue cuidando de las personas y alineando sus expectativas a los objetivos la nuestra empresa. Será necesaria una inversión de tiempo para la conversación con el fin de conocer sus intereses y sus motivaciones, un tiempo para realizar de manera periódica su evaluación del desempeño y un canal abierto de comunicación con los equipos para identificar problemas y potenciales conflictos.

En la actualidad, pensar que la única motivación de un empleado para permanecer en una organización es el salario económico que recibe es un pensamiento desfasado y debemos tener en consideración el llamado “salario emocional” que complementa al económico y que muchas veces ofrece más satisfacción para el empleado. El objetivo del salario emocional es incentivar de forma positiva la imagen del empleado sobre su ambiente laboral e incrementar su productividad, así como satisfacer las necesidades personales, familiares o profesionales que manifiesta, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen clima organizacional.

Aunque parezca una obviedad no está de más recordar que mantener un equipo motivado es la mejor manera de tener un equipo implicado.

 

¿Te ha interesado?

No te pierdas nuestro siguiente post: Los factores a tener en cuenta para realizar un correcto proceso de selección

 

Cristina Erena

Consultora Senior.