¿Tu gestoría mira al futuro?

Los cinco pilares sobre los que se asienta la gestoría del siglo XXI

Después de cerrar las cuentas anuales de tu negocio, llega el momento de hacer balance, de evaluar no sólo nuestro trabajo, sino también el que realizan nuestros proveedores o colaboradores. Cada Año Nuevo trae consigo grandes propósitos y con las energías renovadoras cargadas hasta los topes hay que aprovechar para tomar decisiones, es hora de asimilar los retos vividos para afrontar con fortaleza los muchos que están por llegar.

Uno de esos partners a los que toca mirar de frente es el que forman nuestros asesores fiscales o gestores, en ellos depositamos los números de nuestra empresa, ellos ponen orden nuestras cuentas y facturas, por eso resulta complicado plantearse el cambio.

El principal motivo decir adiós a tu gestor es no recibir el servicio esperado pero ¿has pensado que una gestoría puede darte mucho más de lo que esperas? Funcionalidad, proximidad, efectividad, comodidad, celeridad o innovación no suelen ser conceptos que relacionemos de forma inmediata con las gestorías, pero los tiempos cambian y los proyectos no pueden permitirse el lujo de retrasarse por falta de asesoramiento ¿por qué los papeles deben ir por delante de las ideas?

Ahí van los cinco pilares que debe tener una gestoría que mira al futuro, si la tuya no los tiene, ya sabes, ha llegado la hora de dar un paso adelante:  

  1. Departamento financiero puntero: los motivos que nos llevan a externalizar nuestras cuentas son múltiples, pero hay uno que se repite siempre;  “dentro de la legalidad vigente, quiero pagar lo menos posible”, y esta optimización fiscal sólo se alcanza con el personal mejor cualificado.
  2. 24 horas los 7 días de la semana: desde donde quieras y cuando quieras, sin esperas y con el mejor equipo a tu disposición ¿puede una gestoría resolver tus dudas en menos de 24 horas? ¿Tienes acceso a toda tu información contable, fiscal y laboral en cualquier momento?
  3. Subvenciones: son, sin duda, una importante fuente de financiación que en innumerables ocasiones pasa desapercibida porque también son muy escurridizas y se cantan en voz baja. Tu gestoría es la encargada de buscar, tramitar y seguir de cerca las ayudas que proponen las diferentes administraciones del Estado e incluso la Unión Europea.
  4. Facilidades: dándole la mano a las nuevas tecnologías tus gestores pueden hacer fácil lo difícil ¿tu gestoría te permite emitir directamente facturas desde su plataforma? ¿Puedes integrar automáticamente los extractos bancarios? ¿Te ofrecen un archivo permanente de toda la documentación de forma online?
  5. Asesoramiento estratégico: la labor de una gestoría no puede limitarse a ordenar o acumular datos, sino a interpretarlos. La meta es navegar entre posibilidades de mejora y crecimiento para Pymes, emprendedores y autónomos.