PLAN DE IGUALDAD

¿Objetivos de un Plan de Igualdad?

Un Plan de Igualdad tiene como finalidad alcanzar e integrar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y eliminar la discriminación por razón de género.

¿Qué es un Plan de Igualdad?

Un Plan de Igualdad es el instrumento que recoge el conjunto de objetivos, medidas y acciones planificadas a adoptar en el alcance de la igualdad entre mujeres y hombres en la gestión diaria de las empresas. Asimismo recoge el sistema de seguimiento y evaluación de las estrategias fijadas.

Su aprobación tiene por objeto:

Convertir la igualdad en un eje prioritario de la cultura empresarial.

Junto al compromiso de la dirección, formar e implicar a toda la plantilla en materia de igualdad.

Asegurar el respeto al principio de igualdad de trato y oportunidades en el ámbito laboral: acceso al puesto de trabajo, promoción y desarrollo de carrera.

Mejorar el clima laboral.

Favorecer la conciliación laboral, personal y familiar a nivel global.

Prevenir el acoso sexual y por razón de género.

El conjunto de medidas evaluables que deberá contener el Plan de igualdad vendrán determinadas por el análisis de los resultados obtenidos tras la elaboración de un Diagnóstico de situación, que contendrá al menos las siguientes materias:

a) Acceso a la organización: selección y contratación.

b) Clasificación profesional.

c) Formación continua.

d) Promoción y desarrollo profesional.

e) Condiciones de trabajo: situación de mujeres y hombres en la organización, infrarrepresentación femenina, auditoría salarial entre hombres y mujeres.

f) Organización del tiempo de trabajo y conciliación.

g) Política retributiva.

h) Salud laboral. Prevención del acoso sexual y por razón de género.

¿Qué empresas están obligadas a realizar un Plan de igualdad?

Dado que hasta la aprobación de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, sólo las organizaciones de más de 250 trabajadores tenían la obligación de disponer de un Plan de igualdad, se regula la aplicación paulatina de la obligación a empresas de cincuenta o más trabajadores de la siguiente manera:

a) Las empresas de más de 150 personas trabajadoras y hasta 250 personas trabajadoras contarán con un periodo de un año para la aprobación de los planes de igualdad.

b) Las empresas de más de 100 y hasta 150 personas trabajadoras dispondrán de un periodo de dos años para la aprobación de los planes de igualdad.

c) Las empresas de 50 a 100 personas trabajadoras dispondrán de un periodo de tres años para la aprobación de los planes de igualdad.

Estos periodos de transitoriedad se computarán desde el 7 de marzo de 2019.

La elaboración e implantación de planes de igualdad será voluntaria para las empresas de menos de 50 trabajadores, sin embargo, se trata de una ventaja competitiva tanto en la captación y retención de talento, como en la diferenciación en el sector, mejorando la imagen y reputación de la empresa, o como palanca o requisito valorable en múltiples subvenciones o ayudas.

¿En qué puede ayudarte Metagest?

Metagest realizará una primera entrevista con la Dirección de la empresa para definir los objetivos estratégicos, propondrá la metodología para la elaboración del diagnóstico inicial y se encargará de realizar el informe de diagnóstico y el planteamiento del Plan de igualdad: que incluirá las acciones a desarrollar, el calendario de realización de las actuaciones y el sistema de seguimiento y evaluación. Todo ello con el objetivo de que el Plan sea acordado con los representantes legales de las personas trabajadoras y  finalmente registrado en el Registro de Planes de Igualdad de las Empresas.